Tratamientos

Tratamientos de fisioterapia

El objetivo de la fisioterapia neurológica infantil es mejorar el desarrollo sensorio-motor del niño, facilitar la adquisición de habilidades necesarias para el desarrollo y ayudarle a alcanzar su máximo potencial de independencia mejorando la calidad de vida del niño. El papel del fisioterapeuta neurológico infantil es acompañar al niño en su desarrollo de forma específica y adecuada y potenciar el desarrollo de capacidades, dotándole de la mayor funcionalidad y autonomía. La realización de las distintas técnicas de fisioterapia neurológica pediátrica favorece un adecuado desarrollo psicomotor (mejorando el equilibrio y coordinación, mejorando la calidad del movimiento y regulando el tono), facilitando el proceso de aprendizaje y que este sea adaptado a las necesidades del niño.

La fisioterapia neurológica infantil combina diferentes abordajes que permite a los pacientes con desordenes del movimiento o riesgo de padecerlo, alcanzar un desarrollo motor óptimo a través de la normalización del tono, modificación de patrones de movimiento patológicos y facilitación del movimiento

El abordaje de la patología neurológica infantil puede iniciarse a cualquier edad, siendo más efectiva y adquiriendo más capacidades en edades tempranas. Está dirigida a la población infantil con algún tipo de lesión o riesgo neurológico, enfermedad neuromuscular o alteración del desarrollo (parálisis cerebral, alteraciones congénitas, distrofias, etc.) que provocan dificultades en el desarrollo psicomotor, y disminuyen la autonomía y calidad de vida del niño y familia.

La fisioterapia infantil engloba distintas técnicas y métodos de tratamiento dirigidas al tratamiento y estabilización de los procesos que afectan al niño, y a la prevención de problemas secundarios.

El objetivo de la fisioterapia infantil es favorecer y normalizar el desarrollo infantil, y mejorar la calidad de vida del niño. El papel del fisioterapeuta en los cuidados del lactante está asociado al manejo de los procesos agudos que afectan a recién nacidos y niños, a la corrección de alteraciones posturales del crecimiento y a la educación de las familias en el manejo de las distintas afecciones del niño.

La realización de las distintas técnicas de fisioterapia pediátrica mejora la función del aparato digestivo y facilita la eliminación de gases, disminuye el dolor, mejora la calidad del sueño, disminuye la necesidad de mediación, mejora la alimentación, etc.

Está dirigida principalmente a la población infantil, bebés y niños que presentan algún tipo de alteración o problema característico de cada etapa del desarrollo (cólicos del lactante, torticolis del lactante, escoliosis del lactante, artrogriposis, alteraciones de la postura y movimiento en el crecimiento, escoliosis, etc.)

Fisioterapia infantil

La fisioterapia respiratoria engloba un conjunto de técnicas dirigidas a la prevención, tratamiento y estabilización de las enfermedades que afectan al sistema respiratorio.

El objetivo de la fisioterapia respiratoria es mejorar la función pulmonar y evitar complicaciones (ingresos hospitalarios, neumonías, etc.) y de esta manera, mejorar la calidad de vida de los pacientes con alguna afección respiratoria. El papel del fisioterapeuta en los cuidados respiratorios está asociado al manejo de secreciones, pero destacan otras funciones como reeducación del patrón ventilatorio, entrenamiento de la musculatura respiratoria y educación al paciente y a las familias en el manejo de la enfermedad.

La realización de las distintas técnicas, por parte de un fisioterapeuta especializado, ayuda a la movilización y drenaje de secreciones mejorando la ventilación, disminuye la disnea, mejora la calidad del sueño, disminuye la tos, disminuye la necesidad de mediación, mejora la alimentación, etc.

El abordaje de la enfermedad respiratoria se puede realizar a cualquier edad. La fisioterapia respiratoria está dirigida principalmente a la población infantil (bronquiolitis, asma), adultos y población mayor con problemas respiratorios (enfermedades neurodegenerativas, EPOC, fibrosis quística, etc.), que provocan aumento de secreciones, dificultad respiratoria y otros problemas secundarios.

Fisioterapia respiratoria

La fisioterapia neurológica combina diferentes abordajes que permite a los pacientes con algún daño o lesión neurológica, integrar y adaptar su nueva condición de vida a través de la normalización del tono, modificación de patrones de movimiento patológicos y facilitación del movimiento.

El objetivo de la fisioterapia neurológica en adultos es proporcionar la mayor funcionalidad, y ayudar a alcanzar su máximo potencial de independencia mejorando la calidad de vida del paciente. El papel del fisioterapeuta neurológico es facilitar al paciente la recuperación y adquisición de nuevas habilidades y disminuir el impacto de la lesión sobre el paciente y su entorno. La realización de las distintas técnicas de fisioterapia neurológica favorece la recuperación de habilidades preservadas, mejora del equilibrio y coordinación, mejora la calidad del movimiento, regula el tono, etc.

El abordaje de la patología neurológica puede iniciarse en cualquier momento, siendo más efectiva iniciándose inmediatamente posterior a la lesión (cuando la situación lo permita). Está dirigida a la población adulta con daño neurológico, lesión medular, enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, esclerosis múltiple, ELA, etc.) que provocan disminución de la funcionalidad, pérdida de autonomía y disminución de la calidad de vida.

La fisioterapia en mayores engloba distintas actividades tanto individuales como grupales dirigidas a la prevención y tratamiento de las diferentes patologías, y las enfermedades y síntomas derivadas del propio envejecimiento.

La fisioterapia geriátrica tiene como objetivo es fomentar la salud, mantener o recuperar las capacidades funcionales y ralentizar la pérdida de estas capacidades, favoreciendo la autonomía y mejorando la calidad de vida de los pacientes. El papel de la fisioterapia y rehabilitación en el mayor proporciona innumerables beneficios fisiológicos controla la atrofia muscular, favorecer y mejora la movilidad articular, disminuye la descalcificación ósea, favorece la eliminación de colesterol, aumenta a capacidad ventilatoria y la respiración, reduce y controla la obesidad, etc.

La realización de las distintas técnicas y actividades ayudan a mejorar o disminuir los problemas que aparecen en esta etapa (rigidez articular, atrofia muscular, disminuye la movilidad, etc.) debidos a la presencia enfermedades y a la disminución de la actividad física que acompaña a las personas mayores en nuestra sociedad.

La fisioterapia geriátrica está dirigida a la población mayor sana o en riesgo de padecer los procesos propios del envejecimiento, los cambios estructurales que genera y sus consecuencias fisiológicas, y la población de padecer alguna enfermedad; basándose en mantener la salud por medio de la actividad física y promover la independencia.

La fisioterapia engloba un conjunto de técnicas dirigidas a la prevención, tratamiento y recuperación física de lesiones o problemas musculares y articulares a través de la terapia manual y del ejercicio terapéutico.

El objetivo de la fisioterapia es recuperar y readaptar al paciente tras una lesión mejorando su calidad de vida. El papel del fisioterapeuta está asociado a la recuperación de las lesiones, pero destacan otras funciones como mejora de las capacidades físicas, disminución de las limitaciones e higiene postural. La realización de las distintas técnicas mejora el movimiento, disminuye el dolor, previene de lesiones u otros problemas secundarios.

El abordaje de lesiones o problemas musculares y procesos agudos se puede realizar a cualquier edad. La fisioterapia respiratoria está dirigida tanto a la población infantil (esguinces, alteraciones estructurales, etc.), como a adultos y población mayor (esguinces, tendinitis, hernias, dolor cervical o lumbar, fibromialgia, etc.), que provocan dolor, disminución de la movilidad, y disminución de la calidad de vida.

Fisioterapia general Majadahonda

Tratamientos de terapia ocupacional

La estimulación temprana es el conjunto de intervenciones dirigidas a dar respuesta a las necesidades que presentan los niños con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, y a alcanzar un desarrollo motor, cognitivo y social óptimo.

El objetivo de la terapia ocupacional en la estimulación temprana es desarrollar el mayor grado de autonomía posible, potenciar las capacidades del niño y facilitar la adquisición de otras nuevas, normalizando el desarrollo infantil de niño. El papel del terapeuta ocupacional en la atención temprana es acompañar al niño en su desarrollo y facilitar la adquisición del control postural, la autonomía, la comunicación, lenguaje verbal y habilidades sociales, facilitando el proceso de aprendizaje y adaptándolo a las necesidades del niño.

La estimulación temprana está dirigida a la población infantil, a la familia, y al entorno del niño con algún tipo de lesión o riesgo neurológico, enfermedad neuromuscular o alteración del desarrollo (TDAH, autismo, parálisis cerebral, distrofias, etc.) que provocan dificultades en el desarrollo psicomotor, y disminuyen la autonomía y calidad de vida del paciente. Se trabaja con los niños desde el primer año de vida, ya que cuanto más temprana sea la intervención menos limitaciones tendrán.

La terapia ocupacional puede aportar grandes beneficios a nivel de aprendizaje y atención a niños con afectación, entre otros, ayuda a fomentar habilidades motrices (finas y gruesas), y a procesar y regular la información sensorial y los estímulos de su entorno.

El objetivo de la terapia ocupacional neurológica infantil es conseguir la mayor autonomía en las actividades cotidianas, utilizando estrategias y adaptaciones para ayudar a los niños a desarrollar las habilidades que necesitan para ser más independientes. La terapia ocupacional interviene en:

  • Habilidades sociales, comunicación y lenguaje (se trabaja con pictogramas, imágenes y otras herramientas para conseguir fomentar dichas habilidades que faciliten su comunicación).

  • Funciones ejecutivas (atención, toma de decisiones, planificación y organización, etc.) necesarias para fomentar la autonomía.

  • Capacidades funcionales para las actividades de la vida diaria (higiene personal, abotonado de la ropa, uso de cubiertos para comer, etc.).

  • Coordinación mano-ojo (permite realizar simultáneamente actividades en las que tenemos que utilizar los ojos y las manos).

  • Habilidades motoras finas (relacionadas con el movimiento de las manos y los dedos) necesarias para la manipulación de objetos.

  • Habilidades motoras gruesas (relacionadas con el movimiento de brazos, piernas, tronco, pies, etc.) necesarias para el mantenimiento de postura en bipedestación y sedestación.

  • Respuestas sensoriales (responder a la de manera adecuada a los estímulos del entorno).

El abordaje de la patología neurológica infantil puede iniciarse a cualquier edad, siendo más efectiva y adquiriendo más capacidades en edades tempranas. Está dirigida a la población infantil con algún tipo de lesión o riesgo neurológico, enfermedad neuromuscular o alteración del desarrollo (TDAH, autismo, parálisis cerebral, distrofias, etc.) que provocan dificultades en el desarrollo psicomotor, y disminuyen la autonomía y calidad de vida del paciente y familia.

La terapia ocupacional neurológica en adultos combina diferentes técnicas dirigidas al tratamiento y rehabilitación de las funciones motoras y cognitivas. Las técnicas utilizadas fomentan el aprendizaje y desarrollo de habilidades, permitiendo a las personas que han sufrido algún tipo de lesión neurológica adaptarse al entorno.

El objetivo de la terapia ocupacional neurológica de adultos es capacitar a las personas para realizar las actividades de la vida diaria (comer, vestirse, manejo del dinero, uso del transporte, etc.). El papel del terapeuta ocupacional se basa en potenciar las capacidades conservadas tras lesión, facilitar la adquisición de nuevas habilidades y hábitos, y adaptar dichas capacidades al entorno, dotando al paciente de mayor autonomía y mejorando su calidad de vida.

Para ello, se trabaja a nivel cognitivo y funcional las alteraciones que dificultan el aprendizaje y entrenamiento de las habilidades que se necesitan para realizar actividades cotidianas. A nivel funcional o motor, el trabajo del terapeuta ocupacional se centra en el miembro superior (hombro, brazo y mano) siendo su objetivo recuperar o mejorar la fuerza, sensibilidad, capacidad de agarre, alcance de objetos, etc., necesarios para realizar las actividades de la vida diaria. A nivel cognitivo, el trabajo del terapeuta ocupacional se centra en las capacidades cognitivas tales como memoria, atención, funciones ejecutivas, orientación, cognición social, habilidades visoespaciales, lenguaje, praxias, gnosias,.. etc.

El terapeuta ocupacional es el encargado de elaborar productos de apoyo y entrenarel uso de ayudas técnicas favoreciendo esa adaptación al entorno. Contamos con atención domiciliaria, donde poder entrenar en un contexto real aquellas dificultades que deriven de la disminución de las capacidades cognitivas y funcionales; e integrar de manera significativa el trabajo diario.

El abordaje de la patología neurológica puede iniciarse en cualquier momento, siendo más efectiva iniciándose inmediatamente posterior a la lesión (cuando la situación lo permita). Está dirigida a la población adulta con daño neurológico, lesión medular, enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, esclerosis múltiple, ELA, etc.) que provocan disminución de la funcionalidad, pérdida de autonomía y disminución de la calidad de vida.

La estimulación cognitiva desde terapia ocupacional aborda las capacidades cognitivas tales como memoria, atención, funciones ejecutivas, orientación, cognición social, habilidades visoespaciales, lenguaje, praxias, gnosias,.. etc.

El objetivo del terapeuta ocupacional en estimulación cognitiva para adultos es estimular y mantener las capacidades cognitivas existentes, con la intención de mejorar o mantener el funcionamiento cognitivo y ralentizar el deterioro que se produce, llevando a cabo un seguimiento de la persona para observar la evolución a corto y largo plazo. Para ello contamos con atención domiciliaria, donde poder entrenar en un contexto real aquellas dificultades que deriven de la disminución de las capacidades cognitivas; e integrar manera significativa en su rutina diaria.

La estimulación cognitiva está dirigida a todas las personas de edad adulta con algún déficit en las capacidades cognitivas mencionadas anteriormente, que necesiten un tratamiento individualizado para fomentar, mejorar y estimular dichas capacidades.

La terapia ocupacional a diferencia de los talleres para mayores, valora de manera individual a la persona mayor abordando en conjunto el área física o funcional, cognitiva y conductual.

El papel del terapeuta ocupacional en mayores es valorar qué capacidades se encuentran mantenidas o preservadas y cuáles presentan un déficit o deterioro; analizar la influencia de unas áreas con otras; y plantear un abordaje en el que todas las áreas puedan interrelacionarse (que el tratamiento dirigido a mejorar las capacidades físicas y funcionales del mayor estimule a su vez las capacidades cognitivas como son la atención, memoria, etc.) con el fin de mejorar la calidad de vida de la persona.

Dicha terapia se lleva a cabo en sesiones individuales, orientadas a los intereses y necesidades de cada persona y realizando un seguimiento individual al paciente; dirigidas a conseguir una rutina de actividades que permita al paciente integrarlas en su vida diaria, fomentar la autoestima y la autonomía, y evitar la frustración y el abandono de la terapia. Contamos con atención domiciliaria, donde poder entrenar en un contexto real aquellas dificultades que deriven de la disminución de las capacidades cognitivas y funcionales; e integrar de manera significativa el trabajo diario.

La terapia ocupacional en mayores está dirigida a la población mayor sana o en riesgo de padecer los procesos propios del envejecimiento, y la población que padece alguna enfermedad; basándose en promover la independencia de la persona y mejorando su calidad de vida.

En talleres para mayores se realizan sesiones en grupos reducidos y homogéneos en base a las capacidades cognitivas y motoras de las personas para poder trabajar por igual actividades dinámicas que fomenten las relaciones sociales.

El objetivo principal del terapeuta ocupacional en talleres para mayores es estimular las funciones físicas (motricidad fina y gruesa, fuerza, etc.) y funciones cognitivas (memoria, atención, orientación, lenguaje, gnosias, praxias, etc.) con el objetivo de mejorar y/o ralentizar el posible deterioro cognitivo y físico de la persona.

Los talleres grupales para personas mayores van dirigidos a personas con Enfermedad de Alzheimer o algún tipo de demencia o deterioro ya sea físico y/o cognitivo, y personas mayores que no presentan enfermedades y quieran mantener su mente activa y sus capacidades cognitivas y físicas preservadas.

La terapia asistida con perros integrada en los programas de tratamiento completa el proceso de intervención. Esta terapia implica el uso del animal como método de tratamiento, en el que se aprovecha al máximo el vínculo que se establece entre persona-animal, y la fuente de estímulos y motivación que es el perro.

Los objetivos principales de la intervención asistida con perros son aumentar la participación, y facilitar la atención y concentración del paciente en las sesiones. Los perros que participan en terapia asistida son capaces de desarrollar en el paciente habilidades motrices, conductuales, de sociabilización y cognitivas, todas ellas de gran importancia en la rehabilitación del paciente. Además de otros muchos beneficios a nivel físico, psicológico, social y funcional.

La terapia asistida con perros está dirigida tanto a la población infantil, como a población adulta y población mayor, siendo este uno de los grupos más beneficiados de esta terapia junto colectivos en riesgo de exclusión social y discapacidad.

Call Now Button